Recomendados

 
 
 

Radios

 

En el Salmo 119:126 La palabra dice: "..Tiempo es de actuar, oh Jehová, porque han invalidado tu ley.." Vivimos en un tiempo en el que no sólo en nuestra nación, sino en el mundo entero se están levantando gobiernos que están  aprobando leyes aberrantes, que van en contra de la palabra de Dios. Leyes como el aborto, el casamiento igualitario, legalización de las drogas en varios países. En otros se está prohibiendo leer la biblia, mencionar el nombre de Jesús, se cierran iglesias.

Mirando esta situación y estos tiempos difíciles me vino esta palabra: "..Tiempo es de actuar oh Jehová, porque han invalidado tu ley.." El salmista escribe esta palabra en un contexto de opresión, porque en pasajes anteriores él menciona la realidad de enemigos soberbios y opresores. El hecho de contemplar esta situación es que lo lleva al salmista a clamar y pedirle a Dios que actúe. Y nosotros como hijos de Dios debemos clamar y actuar con Dios, porque al aprobar leyes contrarias a la voluntad de Dios se cumple lo que dice Isaías: "..A lo malo dicen bueno y a lo bueno malo.." desafiando y quebrantando las leyes de Dios y poniendo las propias en un total acto de soberbia contra él.

Y en todo esto también se cumple lo que el apóstol Pablo menciona en 2º Timoteo 3, del carácter de los hombres de los últimos tiempos, tiempos peligrosos y difíciles para los cristianos, para los que buscamos alinearnos a la palabra de Dios, y defender la verdad de Dios.
 
Te invito a leer completo el Salmos 119, un salmo que magnifica la palabra de Dios y nos invita a amar y abrazar la palabra de Dios, porque por medio de ella y con el auxilio del Espíritu Santo,  Dios nos va a ayudar a tener una palabra justa, en estos momentos de gran confrontación espiritual.

¿Que nos toca a nosotros como iglesia? El apóstol Pablo ordena y encarece a Timoteo "..que prediques la palabra, que instes a tiempo y fuera de tiempo.." Pablo también le dice a Timoteo: "..Pero persiste tú en lo que has aprendido.." Más que nunca debemos adiestrarnos en la palabra del Señor, y no dejar de predicar su palabra. Como iglesia de Dios debemos mantenernos en estas postura: FIRMES EN SU PALABRAy Dios hará la obra, y su Espíritu Santo será el que convenza a cada persona a conocer la verdad que los hará libres.
 
Por eso, el enemigo hace lo imposible para que sea quitada de en medio la palabra de Dios, porque la palabra de Dios trae vida, trae esperanza, trae luz. La palabra de Dios presenta a Jesucristo, el Salvador del mundo, pero en estos tiempos difíciles donde estamos pidiendo al Señor que actúe porque han invalidado su ley, debemos estar confiados que Dios hará lo que tenga que hacer, pero nosotros, como hijos de Dios, actuemos y hagamos la parte que nos toca hacer, con toda responsabilidad y temor de Dios.
 
Leticia Clemente (M.C y M Campana)