Recomendados

 
 
 

Radios

 

El rumor se convirtió en noticia que ha recorrido como fuego el ámbito evangélico en la Argentina estos últimos días, ante la lógica preocupación de la iglesia boliviana por la Reforma del Código Penal en Bolivia, que ya ha sido sancionada por su Parlamento y que, entre otras cosas, en varios incisos de su artículo 88 crearía la figura delictiva de "trata de personas" y un crimen contra la libertad y dignidad humana, a la predicación del evangelio en territorio boliviano.
 
Sobre este despropósito consultamos a nuestro hermano David Cabrera, de Yacuiba, quién reflejó en pocas palabras la preocupante situación: "..El artículo 88 es algo con respecto a la iglesia, pero el código también va en contra de la familia, de la empresa, de la propiedad privada, y favorece al narcotráfico. Es un arma de sometimiento al pueblo en general.."
Ya fue aprobado por diputados y senadores, y se aplica en 18 meses a partir del 15 de diciembre 2017.
 
Sólo leer el texto del artículo 88, propone a pensar en una situación muy oscura, con saber que se reprimiría con una pena de 7 a 12 años de prisión a quién capte, traslade o transporte personas con el fin de participar en un culto religioso, o a quién financie, posea o administre casas locales o establecimientos donde se promueva la "trata de personas" (Religión o cultos)
 
Cabrera considera que "..no sólo será ilícito evangelizar en la casa, el mercado o el trabajo, sino que tampoco podremos reunirnos en libertad para orar o leer la Biblia en los templos o en las casas por considerarse actividad ilícita o un crimen
contra la dignidad y libertad humana.."
 
Lo alentador de esta historia, es la enérgica reacción no sólo de mucho pueblo boliviano, sino de la iglesia evangélica en general "..Esto nos ha llevado a unirnos como nunca antes, estamos saliendo a la plaza principal todos los días a las 5 am a orar por Bolivia y estamos confesando victoria en este momento que nunca pensamos que íbamos a vivir y que pareciera tan oscuro.." destacó Cabrera.
 
También nos comentó que cada iglesia coordina de manera independiente sus ayunos y vigilias, pero el próximo domingo habrá un ayuno nacional, y una marcha en la ciudad, que espera una concurrencia de 20.000 personas, porque la semana que viene será "decisiva" sobre el asunto, según su relato. "..Vamos a marchar todos vestidos de blanco para proclamar que estamos en contra de la reforma del código penal, y proclamar al Señor como el Dios y gobernador de nuestro país.." informó Cabrera. 
 
Nosotros oramos por ellos, y compartimos esta palabra con todo el pueblo de Dios boliviano: "..Jehová te oiga en el día de conflicto; El nombre del Dios de Jacob te defienda. Te envíe ayuda desde el santuario, Y desde Sion te sostenga. Haga memoria de todas tus ofrendas. Y acepte tu holocausto. Te dé conforme al deseo de tu corazón, Y cumpla todo tu consejo. Nosotros nos alegraremos en tu salvación, Y alzaremos bandera en el nombre de nuestro Dios.." (Salmos 20)
 
Oremos por Bolivia
 
 
Por Daniel García