Recomendados

 
 
 

Radios

 

No hay un camino muy tortuoso para alcanzar la bendición de Dios. Amar la justicia y aborrecer la maldad es no pretender ser más que los demás. Es no querer competir con lo que Dios le dio a otros. Es no usar mis propias estrategias. El Señor nos ha marcado una línea, que es la que caminó Cristo; Y caminando esa línea que es sencila, porque el Señor la hizo sencilla, (Porque lo más difícil lo cumplió él); Yo pueda alcanzar en Cristo Jesús, lo que Dios ha propuesto para mi vida. Sin competir, sin celos, sin envidias, puestos los ojos solamente en Jesús, en obediencia a él, para alcanzar aquellas metas que Dios nos ha propuesto. 
 
Y eso me habla de compañerismo, de caminar juntos, de ser un cuerpo. Para que caminando juntos, podamos llegar juntos como un cuerpo, no como individuos, sin querer resaltar en comparación con otros, sino mostrando la gloria del Señor en nuestas vidas, porque dice la Biblia que al que ama a Dios, él le da sabiduría, ciencia y gozo, y porque toda la gloria tiene que ser para él. Eso es amar la justicia y aborrecer la maldad.
 
Pastor Gabriel Arpe (De su mensaje: Amar la justicia y aborrecer la maldad)