Recomendados

 
 
 

Radios

 

Estimados consiervos. En nombre del Presbiterio Internacional le saludamos en este año 2014, deseándoles las mas ricas bendiciones del Señor, con el texto de Deuteronomio 1:11, que dice: «..Jehová el Dios de vuestros padres os haga mil veces mas de lo que ahora sois y os bendiga, como os ha prometido..» Sin duda, para cada uno de vosotros ha sido un año muy intenso, de gran esfuerzo, batallas y también desvelos, pero concluyendo el 2013 con grandes avances y gloriosas victorias dadas por el Señor. ¿Por qué decimos esto? Porque nos llegan noticias de todo el país con respecto al gran avance de esta familia del Movimiento Cristiano y Misionero.

¿Lo hemos alcanzado todo? Sin duda que no, como dice el apóstol: «..No que lo haya alcanzado ya, ni que sea perfecto, sino que prosigo para ver si logro asir aquello para lo cual fui también asido por Cristo Jesús..» (Filipenses 3:12). Por eso, Por cuánto 2014 será un año con mucha confrontación espiritual, debemos recibir el gran desafío que el Salmo 45 lanza a la iglesia: «..Ciñe tu espada sobre tu muslo, oh valiente, Con tu gloria y con tu majestad. En tu gloria sé prosperado; Cabalga sobre palabra de verdad, de humildad y de justicia, Y tu diestra te enseñará cosas terribles. Tus saetas agudas, Con que caerán pueblos debajo de ti. Penetrarán en el corazón de los enemigos del rey..» El 2014 será un año para tener la palabra de Dios como nuestra gran aliada. Pablo dice. «..La espada del Espíritu que es la Palabra de Dios..» Y está será: «..palabra de verdad..» Hoy, lamentablemente se está traficando con la palabra de Dios y muchos la usan para su beneficio personal.

Por otra parte, el Salmo 45 nos habla de conquistas y victorias sobre todos los enemigos de la obra de Señor, y este excelente equipamiento para ganar estas batallas estará siendo renovado y fortalecido en esta Convención por causa de la diversidad de ministerios que Dios estará usando bajo la unción del Espíritu Santo. ¡Le esperamos! Desde el miércoles 5 al Domigo 16 de Febrero de 2014.

Presbiterio Internacional